lunes, 14 de mayo de 2012

La Fianna


‘La Fianna’ es uno de esos lugares donde, a menos que te hayan dicho que existe, nunca lo encuentres.  No sólo es un bar elegante, sino también es un restaurante. 

Escondida en un rincón oscuro en el barrio del Born, desde el exterior, no parece mucho, pero créeme, este lugar vale la pena. Al entrar, te sientes como si hubieras cruzado el Estrecho de Gibraltar a Marruecos.  El interior es muy morisco con techos altos, paredes de piedra, arcos, azulejos decorativos, y un montón de rojo, naranja y oro.  Hermosas linternas marroquíes cuelgan del techo, velas grandes están montadas en la pared, y el bar se adorna con azulejos de colores muy vivos.  El salón está poco iluminado y amueblado no sólo con taburetes, otomanas y mesas de madera, sino también, camas cubiertas con mantas y cojines de terciopelo.  El salón y el restaurante están divididos por grandes cortinas de terciopelo rojo.  El restaurante tiene mesas grandes y bancos de manera cubiertos con cojines.  Velas iluminan cada mesa.

El bar ofrece deliciosos cócteles como mojitos y caipiriñas, chupitos, cañas y vinos.  La carta de vinos es extensa y extravagante, con botellas de €10 a €65.  El restaurante sirve comida con un sabor exótico-  especias árabes, hummus y curry del Oriente Medio- y ofrece dos menús para grupos.  Y además, cada noche entre las 19.00 a las 00.30, hay tapas sabrosas y baratas servidas en el salón. 

El ambiente en La Fianna es muy relajado, a pesar de que está casi siempre llena de gente.  Es el lugar para ir a relejarte, tapear y disfrutar un cóctel con amigos.  La peña es siempre agradable, nunca hay ningún problema, ni con argumentos, ni borrachos- pero, ¿cómo puede haber problemas cuando la atmosfera es tan relajada?  No es de extrañar de que la revista TimeOut lo describió como “el mejor chillout en Barcelona”. 

¡Ven y disfrútalo! 

1 comentario:

  1. Tengo que agradecerte por presentarme a este bar porque no sabía que lo existe antes de que fuimos una vez. Los cócteles son deliciosos y me encanta el ambiente a los fines de semana. Tenemos que ir otra vez antes de regresar a Inglaterra.

    ResponderEliminar